¿Es amenaza a la prensa secretario? // By @edi_editorial

Edi-la-Editorial-02

El secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Juan Bernardo Corona Martínez, piensa que es dueño y administrador absoluto de la información pública que emite, de ahí que se muestre terco, celoso y hasta amenazante si alguien documenta sus declaraciones, a grado tal de amedrentar a una reportera en su calidad de funcionario.

Durante el evento de Instalación de la Comisión Para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales de la CONAGO, realizado hoy en el puerto de Lázaro Cárdenas, el funcionario atendía a un grupo de personas que se quejaban de la creciente inseguridad en el puerto. Mientras los quejosos le manifestaban al funcionario el problema, la reportera, Alejandra Martínez, realizaba su trabajo, simplemente grabando el encuentro del secretario con los lugareños.

Las quejas de los pobladores iban desde asalto hasta asesinatos e incluso secuestros. La grabación de la reportera da cuenta de lo dicho por los habitantes, muchos de ellos dedicados al comercio.

Sin embargo, en algún momento del encuentro, la persona que funge como enlace de comunicación de la SSP, Sandra Saenz, pone en alerta a su jefe que la comunicadora estaba grabando el diálogo. La advertencia parece que habría tocado fibras muy sensibles del secretario que inmediatamente le reclamó:

-¿Por qué grabas hija?

-Porque quiero, porque es libertad de expresión -le responde Martínez, quien en la grabación se muestra forzada porque al parecer le quieren arrebatar el teléfono: “No pueden quitarme el celular” -reclama la comunicadora que se oye forcejeando-.

-A ver, a ver hija -le amenaza el funcionario-:  ¿Que no puedo? ¡¿Que no puedo?!

-Es libertad de expresión -Reitera Martínez-.

-¿Que no puedo quitártelo? -le advierte el secretario-.

-Es de mala educación ¿me lo va a quitar (el celular) secretario? Soy reportera -le aclara Martínez- a la vez de recordarle que “ellos (los comerciantes) están denunciado”.

-¿Y? Y yo estoy atendiendo -responde ríspidamente el funcionario-.

-No. No me lo va a quitar -insiste la reportera-.

-Nomás sí te digo (frase inaudible del secretario).

-¿No es amenaza? -Pregunta la reportera.

-No hija yo no amenazo.

Luego, la enlace Saenz, que antaño fue reportera de la fuente policiaca, muy apresurada se suma a la discusión: “Ellos están hablando ellos están atendiendo una situación. Vino (el secretario) a atenderlos”.

-Reportera: Precisamente por eso, están denunciando secuestro.

-¿Están denunciando qué? -Pregunta alarmado el secretario, como si no hubiese puesto atención a las quejas de los pobladores.

-Secuestro -reitera la reportera-

-¿Están denunciado qué? -Vuelve a insistir incrédulo el secretario-.

-Secuestro, robos, asaltos.

Entre la discusión, la gente también insiste en sus demandas: “o sea, sí lo hay, se han llevado mucha gente, han matado.

Luego la discusión se centra entre Alejandra Martínez y Sandra Sáenz, quien al parecer le insiste que le entregue el teléfono y/o grabación, pero la reportera se niega:

-Es que no te lo puedo permitir.

-Es que es una cosa privada -le dice Saenz-.

-Es libertad de expresión.

La voz del secretario se oye a lo lejos:

-No abuses.

-Se lo voy a tomar como una amenaza -le dice la reportera.

-Haz lo que tengas que hacer, haz lo que tengas que hacer, no se vale -le dice el secretario-.

Al final la reportera se retira.

El secretario de Seguridad Pública demuestra simplemente que es abusivo al agredir a una mujer, a una comunicadora.

Parece irónico que siendo el funcionario Corona Martínez el que debería proteger a los michoacanos, sea el secretario que atenta en primera línea contra la libertad de expresión y, en este caso, del acceso a la información pública. Tal vez de manera inconsciente, considera que su fuero de diputado con licencia le permite atropellar de manera grotesca los derechos más elementales de los ciudadanos. Quizá sea la estrecha cercanía que dice tener con el gobernador, por encima del propio procurador, lo que le dispensa permitirse abusar de los demás.

Por ahora, las feministas de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres, tienen otro trabajo que, ante el triste antecedente que tuvieron con el exdirector de Si Financia, se antoja igualmente torpe e incompetente, y hasta cierto punto… cómplice en favor del abusivo.

Pareciera que en la dicharachera Campaña para la Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres #YoPorEllas están exentos los funcionarios.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar