COLUMNEROSHECHOS Y DESHECHOS

Hechos y Deshechos…Un exhorto con gran sentido de responsabilidad social

Hace cuatro meses se denunciaban a través de las redes sociales y algunos medios de comunicación la ignominia que vivían 6 jóvenes que, de manera injusta y arbitraria, habían sido detenidos por la autoridad local de Veracruz acusados de ultraje.

By: Javier Lozano

Fueron momentos de tensión e incertidumbre de lo que muchos definimos como un acto de injusticia. Así pues, se emprendió una lucha jurídica por la búsqueda de una aplicación correcta ante la sorprendente, pero, al final, decisión peyorativa cuando se observó un claro abuso y sin tener pruebas sólidas que tuvieran sentido de lo que jamás sucedió.

A raíz de eso el Senador Ricardo Monreal denunció públicamente la indignación y promovió, con fundamentos sólidos y tangibles, varios recursos que encontraban justificación que servía para dejar en claro que, lo que pasaba, era la descripción de una atribución inconstitucional que se apoyaban en la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos.

Por esa razón, el coordinador de los Senadores de Morena quien siempre tuvo la disposición y la voluntad de coadyuvar en este proceso, anunció que un juez federal otorgó un amparo para que, en un máximo de tres días, fueran puestos en libertad.

A raíz de eso, Ricardo Monreal redobló los elementos que constitucionalmente son indispensables para abolir estás leyes autoritarias. 

Por ello, exhortó a los congresos locales a revisar la ley que, en muchas entidades, ha resultado un tanto arbitraria no sólo porque se han convertido en un mecanismo de sometimiento, sino que han dado señales de injusticia como el que recientemente ocurrió en Veracruz.

De esta forma, el Senador Ricardo Monreal mostró nuevamente la empatía y la valentía de denunciar públicamente la situación. Otro ejemplo de cómo la clase política debe actuar en consecuencia, máxime cuando se trata de conductas incorrectas de la autoridad local.

Y, por si eso fuera poco, estos días publicó un par de videos en sus cuentas de redes sociales que, en efecto, seguirá poniendo en el dedo en el renglón y, de acuerdo con un exhorto, invitó a la legislatura local de Veracruz a trabajar en materia de legislación tras la situación que vivieron seis jóvenes por lo que se busca, en un plazo corto, tener certeza y leyes con un alto sentido de responsabilidad, pero, sobre todo, humanas.

En ocasiones sigue predominando la desconfianza. Eso pasó en Veracruz y, por esa razón, captó la atención y motivación de Ricardo Monreal porque además de ser un experto en la materia, es un luchador social que adquirió esa voluntad y empatía en la lucha social desde hace más de 30 años.

De hecho, respaldó un documento con fundamentos constitucionales que son el reflejo de un arduo trabajo que está sentando las bases de una justicia social que no debe ser omisa y actuar con pluralidad, equidad, humanidad y con una ley altamente responsable en la distribución de la igualdad.

Con esa premisa, nos quedamos con la disposición y energía de Ricardo Monreal. Ésa es la actitud que nos recordó hace un par de días que debemos tomar. Luchar sin claudicar; no hay que bajar la guardia jamás ante los agravios cometidos. 

Esa inspiración es, hoy en día, el ejemplo más contundente de un actor político que ha enmarcado su trayectoria con perseverancia, tenacidad e impulso. 

Justamente esa virtud se ha materializado y, gracias a su valiosa intervención, se empujó más el asunto para redoblar las voces que clamamos justicia no sólo para seis jóvenes de Veracruz, sino para cientos de personas que seguramente padecen de estos hechos alarmantes.

Botón volver arriba