COLUMNEROSLa República

La República…Un nuevo pacto social para Michoacán

Los problemas de Michoacán son graves, estructurales, y no se resuelven con paliativos mediante acciones políticas o financieras de corto alcance.

By: Manuel Ochoa

La gobernanza del estado se sostiene en alfileres, de seguir así eventualmente la entidad llegará a un punto de quiebre, con todas las consecuencias políticas, sociales y económicas que esto implica, no podemos permitirnos llegar a ese punto.

Michoacán necesita un nuevo pacto social, con esto me refiero a una nueva etapa política en la historia de nuestro estado, en la que se incluya una visión común de lo que queremos como michoacanos, con un proceso de concertación social que incluya a todos los actores de nuestra entidad.

Más allá del diseño de los planes de desarrollo del estado, que se dan sexenio tras sexenio, pero que han sido utilizados únicamente como mecanismo para cumplir la Ley de Planeación, sin un fondo de co-creación ciudadana real; Cuántas veces nos hemos preguntado, ¿Qué queremos como Estado? ¿Cuál es nuestra razón de ser en Michoacán? ¿Cuál es nuestra visión del futuro que queremos? ¿Hacia dónde queremos llegar?

Estos aspectos fundacionales, de Estado, muy comunes en la política estadounidense, son indispensables en este momento que Michoacán atraviesa crisis severas de índole financiera, política, de seguridad, salud, y con un crecimiento y desarrollo económico muy por debajo de nuestro potencial.

Hobbes mencionaba la necesidad de crear un contrato social para establecer la paz entre los ciudadanos, Locke argumentaba sobre el nacimiento de un contrato social para crear justicia como institución que sea capaz de garantizar los derechos básicos para el ser humano; por su parte, Rosseau, cuyas ideas inspiraron la revolución francesa, creía necesaria la refundación del contrato social para dar cabida a las necesidades sociales de cada época.

Es así que en Michoacán necesitamos refundarnos como Estado, concretar una visión común para trabajar conjuntamente en un mismo camino hacia un futuro próspero.

La polarización, muy característica de la vida política en nuestra entidad, no ha generado nada en favor de los michoacanos, al contrario, la polarización política genera distanciamiento ciudadano con la vida pública, inestabilidad, inseguridad, debilidad institucional, y entornos negativos para la inversión y el crecimiento.

En un par de meses comenzará una nueva etapa en la administración pública de nuestro estado, es una oportunidad histórica para crear este nuevo pacto social que necesita Michoacán, oportunidad para lograr la paz que tanto anhelamos, y dar respuesta a las preguntas mencionadas anteriormente, que nos llevarán al sendero de la claridad de qué es lo que queremos de Michoacán y cómo, entre todos, lo vamos a hacer realidad.

Es momento de exaltar los valores de los fundadores de nuestra patria, en cuyo Michoacán encontraron la cuna ideológica para crear la visión de nación de lo que años más tarde se convertiría en México. Nuestro origen debe ser nuestro destino.

Botón volver arriba