COLUMNEROSHECHOS Y DESHECHOS

Hechos y deshechos…Mi ciudad, mi distrito

En las elecciones más grandes de la historia de nuestro país se renovará todo. Ayuntamientos, distritos locales y federales, al igual que gubernaturas en quince entidades.

By: Javier Lozano

Todo es algarabía. No se habla de otro tema más que de transición.

Hay presagios y evaluaciones que nos dan una lectura clara sobre la inclinación del próximo 6 de junio. No hay otra cosa más que pronósticos que parecen sólidos en algunos lados, mientras otros hay una tendencia muy cerrada.

Quizá Morelia, la capital del Estado de Michoacán, sea una de las ciudades y municipios en el que más se ha polarizado el voto.

Hay tres competidores que se mantienen con un porcentaje muy similar de intención del voto; en la lista de estos 3 perfiles se ubica Alfonso Martínez, que ya fue alcalde por la vía independiente; asimismo, la carta de Morena en la imagen del exdiputado federal, Iván Pérez Negrón; y, por último, Guillermo Valencia, que trae un activismo en las redes sociales muy atractivo para la población.

De esa forma transcurre el desarrollo. Tenía mucho tiempo que no veía una elección tan cerrada; en las tres hay oportunidad de ganarla. No existe un perfil que se despegue significativamente; todos se han dado a conocer y promocionan; tienen buenas estructuras, pero, nadie, se acerca a ese lugar cómodo o inmejorable que pueda marcar la diferencia.

La elección es de tercios. Nadie tiene una nutrida diferencia; si al cazo existe de 1 a 3 puntos de margen entre el primero, segundo y tercer lugar. Así de polarizada está la contienda. Con esa incógnita seguiremos de aquí al próximo 6 de junio.

Eso cobra mayor forma porque Morelia es la ciudad más grande de Michoacán; quien la gobierne, se lleva un buen bastión con un poder político inmenso; es una buena tribuna para catapultarse hacia otras trincheras, incluyendo posiciones legislativas federales o, incluso, ir construyendo una candidatura para la próxima gubernatura.

Mientras tanto, para la diputación federal de mi distrito, parece que todo está escrito. Myriam Martínez, la candidata de Morena, lleva las preferencias para conquistar la elección. A pesar de que el descontento por la oposición sigue siendo mayúsculo, la abanderada de la expresión guinda es una fundadora y militante y eso fue muy atractivo para la ciudadanía.

Fue tal el éxito de su postulación que, hoy en día, parece no tener rivales. Camina muy sólida. Rebasó todas las expectativas que se depositaron en su designación; junto con ese buen arranque, hay confianza de que gane. Y es que hace 3 años Morena dominó completamente la votación; se prevé que eso mismo pase con Myriam Martínez. De hecho, a partir de entonces, el distrito 08 se ha considerado un bastión importante para Regeneración Nacional.

Ese momento llegó después de la avalancha que vivimos en 2018. En lo político y en lo social, dominó Morena de pies a cabeza. Todo giró en torno al efecto que sentó el precedente de aquella fecha histórica. Qué mejor que este escenario para que Myriam Martínez ratifique el gran poder de convocatoria.

Es mi ciudad, mi distrito. Por eso hago evaluaciones y pronósticos— porque veo el pulso— real de la población en mi territorio. Todos los días transitó por las calles y avenidas de la capital del Estado de Michoacán. Soy testigo de lo que pasa a diario. Esa premisa me permitió llegar a muchas conclusiones tanto del ayuntamiento, como del distrito federal 08 en el que, Morena y Myriam Martínez, son inmensamente favoritos.

Espero con ansias ese resultado por una sencilla razón: quiero a mi ciudad y a mi distrito. Ese cariño deviene de hace 39 años.

Quiero que mi territorio avance en todos los rubros y materias. Desde ese momento, estoy atento. Los hechos y las acciones que puedan aterrizar a través de los espacios del poder, serán trascendentales para que se atiendan las demandas y carencias de la ciudadanía, eso es: una preocupación.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba