HARDNEWSMundo

#ALV Ginecólogo Confiesa Que Procreó 9 Mil Hijos Inseminando A Mujeres Sin Su Consentimiento

STAFF/@michangoonga

Una noticia está dando la vuelta al mundo, pues se trata de un ginecólogo de 104 años de edad confesó haber procreado alrededor de 9 mil hijos mediante la inseminación de su esperma a diferentes mujeres, pero si en consentimiento de ninguna de ellas.

De acuerdo con el Daily Mail, durante 4 décadas, el médico veterano, Philp Peven, residente de Detroit, Michigan, en Estados Unidos se dedicó a llevar a cabo este procedimiento sin que las mujeres se dieran cuenta.

Jaime Hall, una de los miles de hijos del Dr. Peven dio a conocer este hecho, ya que cuando se enteró que el ginecólogo que había atendido a su madre era su padre, fue a cuestionarlo en persona.

Ella comentó que sus padres no tenían ni idea de que Peven usaba su propio esperma. Según Hall, sus padres visitaron al doctor en el Grace Hospital a principios de los 50’s para obtener ayuda para concebir un bebé.

Tras ser interrogado, el médico aceptó su paternidad y además le confesó a Hall que había usado su propio esperma para engendrar miles de bebés; tras esta noticia, la mujer se dio a la tarea de encontrar a sus hermanos y hermanas, iniciando una intensa búsqueda en internet.

Posteriormente, las mujeres y hombres que habían nacido en el mismo hospital donde nació Jaime Hall decidieron hacerse una prueba de ADN y descubrieron que todos estaban relacionados con el ginecólogo.

“Todos nacimos en el mismo hospital, todos nuestros certificados de nacimiento muestran a Peven como nuestro ginecólogo, no como nuestro padre. Entonces descubrí a uno de los nietos de Peven allí, se me acercó como medio sobrino y compartía un 12.3% de ADN conmigo. Eso sirvió como prueba definitiva e innegable. Comparto más ADN con el nieto de Peven que con la hija de mi hermana Lynn”, comentó Hall en entrevista para The Sun.

Los nuevos hermanos decidieron reunirse con el ginecólogo para conocerlo y, ahí, el hombre les explicó que inseminó con una muestra de esperma fresca, ya sea la suya o la de una de otro médico, en un procedimiento simple usando una pipeta, mientras la mujer se acostaba en los estribos quirúrgicos.

Botón volver arriba