CinemaDudeCOLUMNEROS

CinemaDude… Mank

Aunque está impecablemente producida y dirigida, y cuenta con actuaciones más que sólidas -Amanda Seyfried brilla muchísimo- el más reciente trabajo de este cineasta adolece de la cerebralidad y hasta frialdad que caracteriza a su obra

By: Héctor García Ramírez

Director: David Fincher

Año de estreno: 2020

Actúan Gary Oldman, Lily Collins, Amanda Seyfried, Tom Burke, Tuppence Middleton, Tom Pelphrey

Se puede ver en Netflix

Ciudadano Kane (1941) es una de las películas más importantes de la historia, y muchas personas incluso consideran que es la mejor. Su innovación técnica y narrativa le aseguraron un legado imborrable en el mundo del cine, e inició la carrera en el séptimo arte de un jovencísimo Orson Wells, quien a sus 26 años iniciaba su carrera en el celuloide. La cinta narra el ascenso y decadencia del magnate de los medios y político ficticio Charles Foster Kane.

La película obtuvo un Oscar a mejor guión original. Siendo este el único que ganó Wells en toda su carrera -le darían décadas después uno honorario por sus aportes al cine-, el cual compartió con Herman J. Mankiewicz, quien coescribió el libreto.

Mank, la más reciente película de David Fincher (Seven, El curioso caso de Benjamin Button, Red social), con guión de Jack Fincher -padre del cineasta-, parte de una teoría, difundida a partir de que el último tercio del siglo pasado, de que el guión de la que para muchos es la mejor película de la historia, fue escrita enteramente de Mankiewicz, y que Wells solo supervisó el proyecto.

Según la cinta, Mankiewicz escribió Ciudadano Kane mientras convalecía de una fractura de pierna a encargo de Wells, y moldeó a su protagonista a partir de William Randolph Hearst, magnate de los medios y político estadounidense, a quien conocía personalmente. Así, mientras se desarrolla la trama iremos conociendo las relaciones entre política, el mundo empresarial y el de los medios, en donde la realidad supera a la ficción. Asimismo, conoceremos el mundo interior de Mankiewicz -magníficamente interpretado por Gary Oldman-, sus problemas con la bebida -moriría unos años después por problemas relacionados con el alcohol- su complicada vida familiar y su aún más tormentosa carrera, donde se ganó una buena cantidad de enemigos por decir, casi siempre sin filtro, lo que sentía o pensaba.

Aunque está impecablemente producida y dirigida, y cuenta con actuaciones más que sólidas -Amanda Seyfried brilla muchísimo- el más reciente trabajo de este cineasta adolece de la cerebralidad y hasta frialdad que caracteriza a su obra, características que le han impedido ganar un Oscar, pues recordemos que en 2011, su excelente película Red social, perdió contra la más lacrimosa El discurso del Rey. Aunque, considerando que este año hubo poquísimo cine, es posible que este año Fincher sí se lleve la estatuilla. Independientemente de lo anterior, la película -como todo lo que ha hecho este señor- debe verse con confianza y sin reservas. Muy recomendable.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba