HARDNEWSMundo

Caravana Migrante Denuncia Xenofobia Por Parte Del Gobierno Mexicano

La caravana migrante que proviene de Honduras, denunció que hay xenofobia en las acciones para impedir su marcha por Guatemala y México

STAFF/@michangoonga

Por xenofobia se impidió el paso de una caravana migrante procedente de Honduras con un fuerte operativo policíaco en las fronteras de Agua Caliente y Corinto, comunidades de Guatemala, acusaron los migrantes hondureños a través de un comunicado firmado por más de 30 asociaciones civiles.  

La caravana, de más de 2 mil hondureños, inició su marcha con rumbo a México y Estados unidos en la madrugada del 1 de octubre, y fue el 2 cuando al llegar a las fronteras con Guatemala que se les impidió el paso.

“El grupo conformado por familias, mujeres, hombres, niñas, niños, y adolescentes acompañados y no acompañados, se dirigió, en su mayoría, a la frontera de Corinto entre Honduras y Guatemala, mientras que otros grupos se dirigieron a la frontera de Agua Caliente. En ambas fronteras se encontraron con un amplio despliegue policiaco y militar con el objetivo de impedirles el paso, a pesar de esto, las personas continuaron su camino ingresando a territorio guatemalteco”, señalaron en dicho comunicado.

Los diversos colectivos migrantes acusan que tanto el gobierno guatemalteco, así como el mexicano emitieron comunicados xenofóbicos, excusados en el contexto de la pandemia de COVID-19, pues por parte de Guatemala se activó un “Protocolo de Alerta Temprana en Zonas Fronterizas”, con el que llama a los guatemaltecos a denunciar la presencia de migrantes ante las autoridades.

Por parte de México, señalan, fue emitido un comunicado de prensa en el que se apela a los códigos penales de Chiapas y Tabasco, en los que se estipula que se puede sancionar con 5 y 10 años de prisión a las personas que pongan en riesgo de contagio a otras.

“Llevando al ámbito penal un hecho que requiere atención desde la protección y garantía de derechos humanos, y en consecuencia, un despliegue de atención humanitaria que permita garantizar los derechos a la seguridad, a la salud y a la vida de las personas en movilidad, poniendo especial atención en los niños, niñas y adolescentes que integran el contingente”, indican.

Finalmente, en su comunicado exigen al gobierno mexicano que se garantice la integridad física de los migrantes, cumplir con obligaciones internacionales de respeto a los derechos humanos, detener los discursos xenófobos y a ser empáticas y solidarias con los migrantes que buscan protección y una vida digna.

“El desplazamiento forzado de miles de personas en lo que se ha llamado “caravanas” es resultado de la corrupción, la inseguridad, las múltiples violencias, las muertes, el hambre, la pobreza, la falta de oportunidades, la militarización de las fronteras y el endurecimiento de las políticas migratorias en la región. Estas causas, que se profundizan con la pandemia por COVID-19, tienen un trasfondo político y económico estructural que son responsabilidad de los Estados centroamericanos, mexicano y estadounidense”, señalan.

Cabe señalar que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó en su conferencia de prensa que el ingreso de los más de 2 mil migrantes no representaría un riesgo sanitario por la pandemia de COVID-19.

«Las 2 mil 900 personas que pretenden ingresar al país, es improbable que contribuyan a un problema de salud pública para las personas mexicanas, en un país de derechos humanos como es México, estamos moral, legal y políticamente obligados a asistirles”, indicó el subsecretario.

Botón volver arriba