COLUMNEROSColumnista invitado

Columnista Invitado… La Demora Injustificada Del Nombramiento Del Ombudsman

La LXXIV Legislatura del Estado de Michoacán, sin duda alguna pasará a la historia por el bochornoso y pobre trabajo que han realizado en beneficio de la ciudadanía

By: Centro Mexicano de Derechos Humanos A. C.

La LXXIV Legislatura del Estado de Michoacán, sin duda alguna pasará a la historia por el bochornoso y pobre trabajo que han realizado en beneficio de la ciudadanía, ya que, esta legislación ha quedado mucho a deber, pero, si ha dado mucho de qué hablar y  en eso queda la actuación de nuestros legisladores.

El actuar de la legislatura ha resonado por su pobre trabajo en diversos medios de comunicación nacional, lo que pareciera a nuestros legisladores no importarles. Siguen rigiéndose bajo el discurso político barato, de que están comprometidos con el pueblo michoacano y que día a día desde su curul trabajan en benefició de las y los michoacanos. Es algo que ellos mismos, de tanto decirlo, se lo han creído. Pero, la realidad es que estamos en un Michoacán donde las problemáticas de seguridad, trabajo, salud, educación, justicia, etc., siguen imperando a niveles muy elevados.

Es evidente que la problemática derivada de la pandemia del Covid-19 (Coronavirus) ha ocasionado una enorme crisis dentro del contexto internacional, nacional, y estatal, en los diversos sectores. Y, es por ello, que, los diferentes organismos y poderes del Estado, desde su quehacer, deberían trabajar de manera eficaz para hacer frente a las problemáticas que derivan del desarrollo y avance de esta pandemia, pero, la realidad es que no ha sido así en México, mucho menos, en Michoacán.

Una vez que en México se declara la alerta sanitaria, las actividades esenciales que debían seguir realizándose eran sin duda alguna las actividades legislativas. Sin embargo, para los legisladores michoacanos, el tema del covid-19, ha sido un pretexto más para justificar el ausentismo a las sesiones presenciales en el Congreso y, además, de aquellas que se realizan de manera remota. Esto, es sin duda alguna una burla para la ciudadanía que creyó y que deposito su confianza en ellos.

Basta analizar las trasmisiones de las sesiones que realiza el Congreso para observar que actualmente lo que les preocupa a los legisladores no es la problemática de la pandemia; por el contrario, lo que les inquieta e interesa, es lo que se avecina y se juega en intereses el próximo año: La gubernatura del Estado. Nuestros legisladores están indirectamente haciendo campaña a costa del sufrimiento de las familias michoacanas, que, han sido víctimas de la pandemia del covid-19.

Lo previamente señalado, nos sirve como marco de referencia, para entender las malas acciones, omisiones y desintereses de la LXXIV Legislatura del Congreso de Michoacán, hacía con los ciudadanos. Una de las tantas tareas pendientes que tiene el Congreso es el nombramiento de los diversos titulares de algunas instituciones del Estado. En especial, la que refiere al Presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, misma, que lleva casi 8 meses sin un titular y con el aumento desmesurado de violaciones a derechos humanos en el Estado.

No hay disposición normativa que justifique la demora de más de 8 meses para nombrar al nuevo Ombudsman. Pero, tal parece que a los legisladores no les importa, o tal vez desconozcan, cual es el alcance e implicaciones que trae consigo el no tener un defensor del pueblo que haga frente a las acciones u omisiones violatorias de derechos humanos de las que día con día son víctimas los Michoacanos, ocasionadas por las autoridades e instituciones del Estado.

No sabemos que se anda cocinando dentro del Congreso de Michoacán, en lo que refiere al nuevo proceso de auscultación que debería irse ya preparando desde hace ya varios meses atrás, para designar al nuevo Ombudsman michoacano, pues, cabe mencionar que esté proceso deberá de ser lo más limpio posible. El bochornoso y sucio proceso realizado en diciembre de 2019, atentó a toda luz con la vida democrática de los michoacanos. Es por ello, que en esté nuevo proceso, que deberá de empezar cuando nuestros grandes legisladores estén un poco más desocupados de sus pesados quehaceres, no deberá de repetir, permitir y consentir por ningún motivo posible las atrocidades que se cometieron en el proceso de diciembre de 2019.

Lo que debe de preocuparnos como sociedad, es, el porqué de la dilación para designar al nuevo Ombudsman.  Es claro que se juegan enormes intereses políticos y económicos dentro de dicho organismo, por ello, no debemos de dejar de darle el seguimiento posible y la exigencia necesaria para que los Legisladores michoacanos retomen el proceso de auscultación para el nombramiento del nuevo Ombudsman. Se necesita contar con un defensor de derechos humanos del pueblo, lo más pronto posible, ya que, la problemática del covid-19 seguirá avanzado y es necesario hacer frente a las acciones y omisiones que puedan realizar las autoridades hacía con los ciudadanos, ocasionándoles violaciones a su esfera jurídica.

Esperemos que la LXXIV Legislatura del Congreso de Michoacán, empiece a trabajar de verdad. Que por el momento se enfoque en resolver los problemas actuales que hay en el Estad y que nos garanticen protección a nuestros derechos humanos. Ya habrá momento para hacer proselitismo. Deben dejar de lucrar con la necesidad actual de la sociedad, derivada de la actual pandemia que azota a todo el mundo.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba