CinemaDudeCOLUMNEROS

Cinemadude… 365 DÍAS.

Al momento de escribir estas líneas, 365 días es el segundo producto más visto en nuestro país vía Netflix. Goza de una popularidad similar en países como Alemania Bélgica o Suiza. Parece que su éxito es innegable. ¿De qué trata?

By: Héctor García Ramírez

Título original: 365 dni.

Directores: Barbara Białowąs y Tomasz Mandes

Año de estreno: 2020

Se puede ver en Netflix

 

Al momento de escribir estas líneas, 365 días es el segundo producto más visto en nuestro país vía Netflix. Goza de una popularidad similar en países como Alemania Bélgica o Suiza. Parece que su éxito es innegable. ¿De qué trata? La plataforma de streaming la cataloga como una película romántica y en su sinopsis dice: “una ejecutiva que se encuentra en una frágil relación amorosa cae en manos de un jefe de la mafia, quien la secuestra y le da un año para enamorarse de él”.

Bueno, ya con leer la premisa, se nota que el tema es algo problemático. Síndrome de Estocolmo y romantización de la privación ilegal de la libertad, al menos. Y después de ver la cinta, cualquier persona debería entender perfectamente que la relación que se retrata en la pantalla dista mucho de ser algo deseable: él es violento, posesivo e intransigente. Una cuestión que hace más ruido en nuestro país, donde el machismo está muy lejos de erradicarse.

Además, no podemos negar que la película no es buena. No tiene pies ni cabeza. Bueno, a lo mejor si tiene unos pies y una cabeza pero lo que hay enmedio está todo revuelto: un cuerpo con los pulmones en donde debería estar el estómago, las rodillas en el lugar de las caderas, mal contada pues. El conflicto inicial se resuelve tan rápido que nos hace cuestionarnos por qué la cinta tiene ese nombre. Además, se saca cosas de la manga de una manera tan poco orgánica, que uno se cuestiona si los directores sabían lo que estaban haciendo.

Pero la película no está preocupada en retratar una relación sana entre dos personas ni entregarnos un producto cinematográfico de calidad. 365 días es una fantasía sexual a la que no se le puede pedir nada más.

La protagonista es Laura (Anna-Maria Sieklucka) es una ejecutiva que vive con su pareja, se trata de un individuo es calvo, con sobrepeso, que no la satisface sexualmente, le da regalos de mierda y la avergüenza frente a sus amigos.

A su vida llega un gangster italiano que se llama Massimo -sí, significa máximo en español- (Michele Morrone), quien la protagonista describe a su mejor amiga de esta forma: “Imagina un macho alfa fuerte que siempre sabe lo que quiere. Te cuida y te defiende. Cuando estás con él, te sientes como una niña. Hace realidad todas tus fantasías sexuales. Además mide 1.90 metros, no tiene grasa corporal y parece una creación de Dios”.

La protagonista encuentra al hombre de sus sueños. ¿Se podría contar una fantasía en la que una mujer deja a su anodino novio por un hombre con las cualidades de Massimo sin que este fuera un macho violento? Probablemente. Aunque entiendo que el peligro que trae consigo el estilo de vida y la personalidad de él, forman parte de la fantasía.

La película sacrifica el fondo -y buena parte de la forma- en favor de la imagen. En esta fantasía sexual de casi dos horas, parece que la única pretensión de los realizadores es la de mostrarnos fiestas, lujos, los cuerpos de sus protagonistas con la menor cantidad de ropa posible –eye candy puro y duro- y secuencias eróticas bastante arriesgadas… y ya. Algo así como la mezcla entre un video musical y una porno de la que no se puede esperar mucho.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba