HARDNEWSMORELIA

#Morelia Con 83 Años Doña Anita Debe Seguir Trabajando A Pesar Del COVID -19

Su tiendida es la única forma que tiene de subsistir, y la clientela ha bajado mucho

STAFF/ Milena Suástegui-@milenasuastegui

Las ventas han bajado indiscutiblemente desde que llegó el COVID-19 a la ciudad de Morelia, aunque todos están en sus casas ya nadie quiere salir a comprar galletas o papas porque días antes ya se surtieron en los supermercados como Walmart y Soriana.

Esta es la historia de Doña Anita, una señora de 83 años que su fuente de empleo es atender su tienda de abarrotes que estableció en su casa, ubicada en el fraccionamiento Lomas de la Maestranza al oriente de la ciudad de Morelia, quien no cerrará su negocio debido a que implicaría dejar de ganar el único ingreso con el que cuenta.

Si bien las personas de la tercera edad son las más propensas a contagiarse de COVID-19, Doña Anita no se puede dar el lujo de suspender la venta de abarrotes, por lo que dice que mejor ha extremado medidas de prevención y ha evitado salir a la calle para no enfermarse.

“No voy a salir de mi casa, yo ya estoy viejita y me da miedo que me vaya a brincar el coronavirus, pero no voy a cerrar porque quiero seguir vendiendo en mi tienda, yo pienso que la decisión es de Dios, si él me quiere llevar me iré, aunque me encuentre encerrada aquí”, exclamó.

Hace tres años, sufrió una pérdida muy grande, ya que su compañero de vida falleció por una enfermedad, sin embargo, ha sido muy fuerte ante esta terrible situación y a pesar de que por el día permanece sola en casa, asegura que no se siente sola, porque sus familiares están muy pendientes de ella.

Ella únicamente tiene una hija que adoptó, quien es dueña de la casa donde vive y está ubicada la tienda desde hace más de 10 años. La espera con ansias todas las noches, para que al llegar de trabajar cenen juntas y puedan dormirse acompañadas.

Doña Anita tiene una gemela en la Ciudad de México, con la tiene muy buena comunicación todos los días por la mañana, ya que se llaman por teléfono para saber como están, platicar, contar lo que les sucede y recordar cuando eran pequeñas.

También tiene 3 pares de gemelos varones, pero es más allegada a su hermana, quien la visita cada que tiene oportunidad, ya que, por la distancia y edad, ninguna de las dos puede viajar tanto y seguido.

La tienda de Doña Anita ha sido víctima de la delincuencia, ya que hace algunos años, mientras su esposo seguía con vida, lo asaltaron para robarle el dinero que se habían ganado los dos con tanto esfuerzo, es por eso, que actualmente la tienda cuenta con una reja que divide al cliente con el vendedor.

Dicho negocio es característico porque la señora se ha encargado de hacer amistad con muchos de los vecinos del fraccionamiento, incluso tiene la confianza de fiarles a los que más conoce. Llegan niños y grandes a comprarle, mientras que ella les pregunta amablemente ¿cómo se encuentran?, ¿cómo les va? o les hace plática.

Hoy en día con la pandemia del COVID-19 que ha dado como resultado un muerto en Michoacán y 30 casos positivos en el estado para este viernes 3 de abril, al ser Morelia el municipio más afectado, ha tocado a los que más lo necesitan y menos tienen, tal es el caso de Doña Anita, quien ha disminuido la compra de productos a sus proveedores por la situación actual y no cerrará por ser esta su única fuente de empleo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba