COLUMNEROSLOS MEDIOS HOY

Los Medios Hoy… Venezuela En La Mira

Para estar en contra del orden internacional occidental se necesita tener una economía como la de China, un arsenal como el de Rusia, aliados como los europeos y una democracia como la alemana; fuera de eso, si lo que se desea es ir en contra de occidente

By: Camila Cienfuegos (Guantanamera)

Para estar en contra del orden internacional occidental se necesita tener una economía como la de China, un arsenal como el de Rusia, aliados como los europeos y una democracia como la alemana; fuera de eso, si lo que se desea es ir en contra de occidente, de su sistema económico medio capitalista, de su mala distribución de la riqueza, de su libertad de mercado y de su marcada división de clases, lo único que se logrará es ser una nación disidente, marginada del desarrollo, del intercambio comercial, condenada al subdesarrollo y la pobreza… y a distribuir la igualdad pero solo en la miseria de sus ciudadanos.

No cualquiera puede encarar a occidente para imponer un nuevo orden internacional, no cualquiera tiene con qué hacerle frente a la OTAN; la Unión Soviética y países satélites lo intentaron y perdieron de forma humillante en el largo periodo de la Guerra Fría.

Y es que el sistema occidental capitalista podrá tener todos los defectos, pero posee una seductora virtud que no poseen los socialistas: posee la libertad como estilo de vida, la cual se usa como bandera y hasta pretexto para llevar la guerra a todos los confines del planeta. Pero la libertad no la imponen los estadounidenses, la defienden, y si consideran que la libertad americana está en riesgo, no dudarán en atacar primero, incluso en el corazón mismo del hemisferio occidental, porque dice el pueblo americano “la gente va a la guerra para defender su estilo de vida”.

Hoy Latinoamérica está en la mira, especialmente Venezuela, a cuyo presidente disidente, Nicolás Maduro, ya se le ha puesto precio a su cabeza, y aunque quizá todavía no de manera oficial, costaría 15 millones de dólares entregarlo al Tío Sam.

El reciente anuncio del presidente, Donald Trump, de reforzar su presencia militar en la región no es fortuito, está prácticamente en un proceso electoral, quiere ganar la reelección y las guerras contra los enemigos de la libertad estadounidense dan muchos votos. Ya no basta el enemigo mexicano al que se le debe construir un muro, que además ya estamos pagando con la Guardia Nacional apostada en la frontera sur, ahora se hace necesario un enemigo abiertamente socialista que posea las reservas de crudo más grandes del mundo, y qué mejor que hacerlo durante un periodo de crisis energética y de salud. Además Maduro no ayuda, es un presidente con poca legitimidad que durante su cuasi dictadura sembró pobreza y muchos enemigos que hoy florecen en la oposición política.

El siguiente paso de EEUU es merodear en aguas internacionales del Caribe, buscar una provocación, alguna hostilidad que le permita una intervención directa y aplastar al régimen bolivariano ¿quién ayudaría a Venezuela? ¿China, Rusia, Cuba, la OEA?… ¿México?

 

Pero no se asusten, regularmente los regímenes socialistas caen del árbol por su propio peso, y el venezolano ya está… Maduro.

 

¡¡Excelente jueves para todooooooooooooooos!!

Botón volver arriba