Por Tortura Y Detención Arbitraria Alcalde De Uruapan Reciben Recomendaciones De CNDH

Además de el alcalde las autoridades federales como Alfonso Durazo, encargado de la Secretaria de Seguridad y Alejandro Gertz, Fiscal General han recibido una serie de recomendaciones sobre un caso de tortura y detención arbitraria ocurrida en Michoacán

STAFF/@michangoonga

La Comisión Nacional de Los Derechos Humanos (CNDH) ha emitido una serie de recomendaciones dirigidas al Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Alfonso Durazo y al Fiscal, Alejandro Gertz Manero, así como al alcalde de Uruapan, Víctor Manuel Manríquez, debido a una detención arbitraria en la que hubo tortura en el municipio de Tancítaro, Michoacán y que fue presentado días después en el municipio aguacatero.

Además, señalan que han ocultado el estado físico de la víctima a la que se habría detenido y torturado y producto de esto resultó con sus costillas rotas.

“Acreditamos violaciones por detención arbitraria, retención ilegal y actos de tortura atribuibles a elementos de Policía Federal de México, así como al acceso a la justicia en modalidad de procuración de justicia en agravio de una persona, por personal ministerial de #FGR”, señalan en la publicación de la recomendación.

La víctima narró que fue detenido en Tancítaro, Michoacán por AR1 y AR2, quienes lo golpearon, torturaron, amenazaron de muerte; luego le sembraron armas de fuego, cartuchos y droga. En la comandancia de ese municipio continuaron golpeándolo para que se culpara por delitos que no cometió.

Los hechos sucedieron en septiembre de 2014 en Michoacán, de los que la Comisión acreditó las violaciones a los derechos humanos por detención arbitraria, retención ilegal y actos de tortura realizados por elementos de la Policía Federal; y falta de acceso a la justicia por personal ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR).

En la investigación, la CNDH determinó que los agentes policiales detuvieron a la persona sin justificación y reportaron su detención hasta 46 horas después; además no reportaron las causas de las lesiones.

“La Víctima fue puesto a disposición del Ministerio Público Federal en Uruapan, Michoacán, dos días después, por lo que se inició la Averiguación Previa, la cual fue consignada ante un Juez de Distrito, donde se decretó su formal prisión por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, posesión de cartuchos del uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea y contra la salud en la modalidad de posesión de metanfetamina con fines de comercio”

Luego, en el servicio médico de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, el médico que lo revisó no le apreció lesiones, por lo que la Comisión acusó de ocultamiento negligente e indiferente a sus derechos humanos.

Por esos sucesos, especialistas del organismo para Casos de Tortura y/o Maltrato concluyeron que la mayoría de las lesiones que presentó el agraviado se produjeron de manera intencional y con uso excesivo de la fuerza.


Después, cuando la víctima denunció los hechos, la CNDH acreditó que el Ministerio Público realizó las investigaciones sin considerar las evidencias existentes en la causa penal y sin mayor diligencia.

Por ello, la CNDH recomendó a Durazo y a Gertz Manero colaborar para iniciar con una investigación por tortura contra quienes resulten responsables; coadyuvar las quejas internas de los organismos, y designar a un servidor público para dar seguimiento al cumplimiento de la Recomendación.

 

Botón volver arriba