HARDNEWSMICHOACÁN

#Michoacán Arantepacua Pide Justicia Por Sus Comuneros Asesinados En 2017

Con coronas simbólicas frente al Palacio de Gobierno, comuneros exigieron a las autoridades se resuelva el asesinato de comuneros a manos de policías estatales

STAFF/Laura Avalos-@MLAvalos23

Luego de la marcha iniciada en Casa de Gobierno y el enfrentamiento con miembros de la policía estatal en la calle Juárez, el pueblo de Arantepacua se plantó frente a Palacio Municipal a exigir justicia por sus cuatro comuneros fallecidos.

En una tarima donde se posaban las cuatro coronas en conmemoración de los pobladores el actual gobernador del estado de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, fue señalado como asesinos por los comuneros en el mitin realizado, también, se señaló a Juan Bernardo Corona y a Alfredo López Solis, fiscal general del Estado.

En momentos durante este mitin, los comuneros hablaban en purépecha, manteniendo su identidad, también los copales con los que marcharon se mantuvieron encendidos, también se mostraron diversas mantas con la leyenda “2 años de la masacre, Arantepacua vive”.

Una de las lonas con mayor tamaño que mostraban los comuneros exigía el encarcelamiento de los autores intelectuales de este hecho, la cual mostraba a Silvano Aureoles, Adrián López Solis, Juan Bernardo Corona y Carlos Gómez Arrieta.

Cabe recordar que todo este movimiento se dio a raíz de que el 4 de Abril de 2017 fueron detenidas 38 personas de la comunidad indígena de Arantepacua en la Meseta Purépecha por un conflicto territorial entre diferentes comunidades, por lo que el día 5 de Abril fue el centro de atención por la muerte de cuatro de sus comuneros en un enfrentamiento con elementos policiales, entre ellos un menor de edad.

Santiago Crisanto Luna de 39 años de edad, Francisco Jiménez Alejandre de 70 años de edad, Luis Gustavo Hernández Cuenete de 15 o 16 años, alumno en primer año de Bachilleres y José Carlos Jiménez Crisóstomo de 25 años, fueron ultimados por las balas de la policía estatal.

Aproximadamente entre las 14:00 y las 14:30 horas de aquel miércoles fatídico para esta comunidad arribaron alrededor de 200 policías estatales y ministeriales a aquella comunidad de la meseta purépecha.

El objetivo era recuperar camionetas, camiones y tráileres propiedad de distintas empresas, unidades retenidas ilegalmente por comuneros, según testigos, los policías fueron recibidos a balazos y se desató una balacera que duró más de una hora, luego se pidió el refuerzo y en cuestión de minutos se congregaron más elementos policiales hasta completar los 400 miembros.

Durante este día se presume que elementos de la seguridad estatal entraron al pueblo, al momento de realizar el despliegue se comenzaron a iniciar disparos y comenzó la persecución a comuneros, la cual culminó con Los cuatro comuneros muertos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba