DEPORTESSOFTNEWS

Leones Negros: Cuando El Amor A La Playera Va Más Allá De Una División

STAFF/@michangoonga/RED 113

Leones-Negros-Jersey

Coleccionar objetos es una actividad hoy en día muy frecuente entre aficionados al fútbol. Esto de la mano de las grandes campañas de marketing de los clubes de balompié y de los propios jugadores, que de manera particular apunta hacia la venta de camisetas con lo cual los inchas pueden mostrar su pasión por este deporte y en especial, por el club de su elección.

Grandes clubes de Europa, como el FC Barcelona o el Bayern Múnich, se postulan entre los principales vendedores de jerseys, incluso tienen a sus estrellas como maniquíes de lujo.

Otros clubes como el Real Madrid, la Juventus y el Manchester United también tienen su espacio entre los coleccionistas tanto amateurs como expertos.

El fútbol mexicano tiene sus aficionados y son los clubes Guadalajara y América, así como los rayados de Monterrey, quienes más ventas de camisetas promedian hasta el presente año. Es obvio que los clubes grandes tienen aficiones grandes. Pero, ¿Qué pasa con los clubes menos holgados en campeonatos, fama y fortuna?

La pasión por el futbol es bipartita. No sólo es el equipo sino también la afición, que no se va de vacaciones ni se suspende así como así.

Sigue al equipo hace su historia y esto incluye la División en que se juegue, la presente generación de aficionados de Morelia estuvo a punto de conocer lo que era esa sensación y las pasadas lo conocieron en 1981.

Por lo ya comentado en la presente entrega platicamos con Arturo Martínez, mejor conocido en el ámbito de los jerseys como Chinometal, aficionado a los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, equipo que en su palmarés no presenta campeonatos de Primera División, desapareció casi por dos décadas, pero ostenta tener una de las camisetas más bonitas de todo el fútbol mexicano y de otras latitudes.

¿Qué es el coleccionismo para ti?

“Tiene qué ver con los gustos de cada persona, y a partir de ese gusto cada quien le da un significado de placer justamente a un objeto; a su vez, ese significado tiene que ver con la idea de: Yo soy importante porque tengo ‘N’ cantidad de jerseys o de cualquier otro objeto. Los coleccionistas normalmente le rinden culto a lo material, porque sin lo material no son coleccionistas.

“Creo yo que tiene que ver con una cuestión de placer por lo material, pero también relacionado con el reconocimiento por parte de las demás personas”.

¿Para ti qué implica coleccionar jerseys?, ¿Qué hay alrededor del ir recolectando las camisetas?

“En mi caso particular tiene que ver con mi identidad, ya que me gusta, soy alguien que se apasiona con el fútbol, pero que también ama su universidad. Porque yo estudié desde la preparatoria y siempre he sentido cariño hacia la institución.  Además la tela y los diseños”.

¿Cuántos jerseys de la UdeG tienes?

“Deben ser ya aproximadamente cerca de 130, tanto nuevos, más actuales hasta otros más de antaño. Tengo unas de la marca Famax bastante difíciles de conseguir. Regularmente los consigo vía Facebook, pero también ya hay gente que me ubica y me los ofrece.

 

“También afuera del Estadio Jalisco he visto personas que traen puestos jerseys que me faltaban y llegamos a un acuerdo. Van tres veces que me animo a preguntar si me venden el jersey que traen puesto. En dos ocasiones he recibido negativas”.

¿Cuál es el jersey más difícil o más complicado que has logrado conseguir?

“Tengo un par de jerseys de la marca Deportes Soto (DeSoto), los cuales me costó muchísimo conseguir. Uno de ellos me costó cuatro mil pesos”.

¿Y cuál ha sido el jersey más barato que has conseguido?

“Cuando hacen los remates de playeras en las tiendas de Leones Negros, he hallado jerseys desde cien pesos. Pero son obviamente de las nuevas. Las camisetas viejas son más caras regularmente”.

¿Le pondrías precio a tu colección?

“Yo creo que tendría que estarme muriendo, pero no creo. Creo que puedo vender el alma, pero mi colección de jerseys no”.

¿Por qué no?

“Me gusta mucho, ya que tiene un significado bastante importante para mí. Es una colección que inicié hace apenas tres años. Digo, nunca me he quedado sin comer por comprar una playera, pero siempre he tenido la pasión por tenerlos. Además la Universidad me ha dado muchas satisfacciones. A su vez, es parte de mi identidad como historiador. Pienso que no la vendería, pero ya cerca de la muerte la donaría a la propia Universidad, a manera de dejar un legado y agradecimiento a la misma”.

¿Has tenido alguna dificultad durante este tiempo que llevas dedicándote al coleccionismo?

“Para nada, al contrario, siempre he tenido muy buena respuesta de la gente que me vende y consigue las camisetas”.

¿Tienes alguna anécdota respecto a este gusto que tienes por los jerseys?

“Yo creo que no hay algo como una anécdota respecto a la hora de conseguir las camisetas, más bien sería en el sentido de la satisfacción personal, de decir: Ah que bien, tengo todas estas playeras que he ido recabando poco a poco y que de alguna manera pueden escribir lo que ha sido la historia del equipo.

“Un equipo que en su momento fue grande, que ahorita no pasa por uno de los mejores momentos y que aparte tiene una de las playeras más bonitas del mundo. Creo que eso me llena de satisfacción, y bueno, no lo digo yo, lo dicen los verdaderos coleccionistas, los verdaderos conocedores de los jerseys.

“Dicen que la playera de la UDG es de las bonitas del mundo, y me llena de orgullo poder decir: Yo formo parte de esta universidad que tiene la playera más bonita del mundo y aparte soy coleccionista de la playera más bonita del mundo o de una de las más bonitas, creo que tendría que ver con eso”.

Oye, ¿Y te consideras experto en los jerseys de la UDG?

“No (risas), me considero simplemente amante de mis playeras. Digo, si veo ya ahora una en la calle y veo los escudos a lo mejor te puedo decir: Ah bueno, ésta perteneció a determinada época o es de determinada marca, pero así coleccionista conocedor ultramegafan… Tampoco. Yo creo que eso es para personas que llevan toda una vida coleccionando. Yo apenas llevo tres años”.

¿Qué sigue a futuro, para ti como coleccionista de jerseys de la UDG?

“La idea tendría que ver, como parte de la formación, sería sentarme a irlas catalogando y buscar a alguien que tenga un poco más de conocimiento sobre los jerseys para poder armar la historia de los jerseys de la UDG, o de plano irme a picar piedra para poder dejar un legado con respecto al jersey de la UDG. Es decir, no sólo la cuestión física, la playera, sino rescatar la historia justamente de la casaca de los Leones Negros”.

Sabemos que el equipo desapareció un tiempo, pero en los últimos diez años, tanto en Segunda División como en Primera, ¿Cuál ha sido el mejor jersey de la UDG y, por consiguiente, cuál ha sido la mejor marca que ha vestido al equipo desde tu perspectiva?

“Bueno, prácticamente han sido tres. Por un lado, la playera que manufacturó la Universidad, que no tenía una marca fija, sino la propia Universidad de Guadalajara. Por otro lado Lotto y por otro Charly. Particularmente la de marca Universidad de Guadalajara, que era prácticamente sin mucho logotipo era bonita.

“Y la Lotto con la que logran el ascenso es la más bonita. Sin embargo sacaron por ahí un par de “retros”, justamente previo a ser campeones, cuando recién llega Alfonso Sosa.

“Una es amarilla con el león negro en grande en el pecho, así como una azul marino con un escudo de la Universidad en grande. Porque al fin de cuentas Leones Negros es Universidad de Guadalajara.

“Yo creo que sí, esas son las que me han gustado. La Lotto particularmente por el campeonato; aunque con la que jugaron en Primera División, digo, la compré muchas veces, pero no me gustó mucho. Creo que era mucho anuncio, eran franjas muy grandes.

“Y creo que la playera debe tener franjas un poco más delgadas y tiene que ver más con la Universidad, la de la maquila de la Universidad. Son las que más me han gustado. Y por cierto, Lotto sacó en la última ocasión una de  portero que me gustó mucho.

“Y la negra que sacó Charly es muy elegante. Pero sin duda, me quedo con la Lotto de campeón. El amarillo es muy intenso y el diseño es muy bonito, era muy sobrio. Decía sólo Proulex como patrocinador, sólo un par de letreros más en las mangas y en el dorsal el de una cerveza”.

¿Algo que quieras agregar?

“Sin duda, la playera de la Universidad de Guadalajara es una de las más bonitas del fútbol mexicano, digo, por ahí la del Atlante me gusta por la historia que tiene, particularmente por mi familia y la de Pumas.

“Es más, creo que en general las playeras universitarias me gustan mucho porque creo que toman ese papel identitario con los partícipes de las escuelas. E independientemente de la historia que tiene Chivas o la historia que tenga América, creo que las playeras bonitas tienen mucho significado cuando son universitarias.

“Digo, la de Tigres no es porque no me guste mucho, pero no es fea tampoco. Tiene colores agradables.

“Además agregar que la playera de la UDG, aunque el equipo desapareció por muchos años (más o menos desde 1994 hasta 2009), fue una de las más buscadas. Precisamente por esa parte identitaria hacia la Universidad. Es esa parte de la historia”.

*Puedes contactar con Arturo Martínez vía Facebook, búscalo como Chinometal Martínez Hernández.

Botón volver arriba