HARDNEWSMICHOACÁN

La Dolorosa Fotografía Que Todo Michoacano Debería Ver:

STAFF/ Colab. Esp. Andrés Resillas & Francisco Vieyra  

La imagen protagonista de esta nota, es cruda y desgarradora. Es triste, es cruel, y mínimamente provoca una sensación de desesperanza, de desolación. Y todo ello a la vez.

En esta época donde se hablan de promesas y más promesas, de sueños e ilusiones  de todos colores asegurando que van a sacar a Michoacán de su condición deprimente y desolada, sin empleos, sin industrias, sin buenos sueldos, sin esperanzas de un futuro mejor, esta foto es un golpe que nos devuelve a la realidad de un sólo vistazo. O hay que ser muy insensible para no verlo así:

Una madre jornalera duerme en el suelo, vencida por el cansancio, junto a su pequeño hijo semidesnudo en una tarde cualquiera en Tepalcatepec. Detrás de ellos dos niñas más, probablemente también sus hijas.

foto jornalera michoacan

La madre de piel quemada por el sol con las rodillas raspadas, desgastadas, descalza mientras el bebé recostado a su lado, ambos reposando en el suelo desnudo, polvoriento.

Brutal.

La fototografía fue captada apenas días atrás por el reportero gráfico Francisco Vieyra en un recorrido realizado por diversos centros de trabajo de jornaleros en el estado, acompañado del experimentado periodista Andrés Resillas, quien difundió la imágen en las redes sociales misma que ha causado revuelo por el reflejo de una dura, durísima realidad: el Michoacán verdadero.

Los jornaleros son nota a nivel nacional en estos días, como pocas veces al ser un sector vulnerable que escasas ocasiones atrae la atención de los medios, ello por las protestas de cientos de ellos en el Valle de San Quintin, en Baja California, reclamando por mejores salarios y condiciones laborales toda vez que son explotados a puntos máximos con escasa paga y cero prestaciones sociales.

Changoonga.com quiso conocer la historia detrás de la cruda y desgarradora fotografía, ante lo cual contactamos a Andrés Resillas y Francisco Vieyra, quienes generosamente nos han compartido la crónica y algunas otras imágenes que narran, que captan, cómo fue su encuentro con esta realidad, la de los jornaleros michoacanos, dentro de un trabajo especial que ambos preparan:

El sueño de una madre jornalera y su hijo

Por: Andrés Resillas

Fotos: Francisco Vieyra

Tepalcatepec.- Eran las cinco de la tarde. El calor se resistía a ceder en esta ciudad tierra calenteña. Entramos al galerón llamado albergue para los jornaleros agrícolas migrantes y la alegría de los niños sobresalía en el ambiente.

Los maestros responsables de enseñar las primeras letras a los pequeños comenzaron a armar el presídium para el evento. Se entregarían desde uniformes hasta los útiles escolares a los niños de preescolar.

jornaleros michoacán 3

Afuera, sobre la avenida que se ubica a la salida a Coalcomán llegaban las camionetas de redilas transportando a más jornaleros. El bullicio era notable. Aunque sus caras mostraban el cansancio de la jornada, los trabajadores regresaban contentos con sus 90 pesos de salario en la bolsa.

Rostros morenos, curtidos por el sol y la tierra de cultivo. Las condiciones inclementes de Tepeque cobraban la factura en estos hombres provenientes de Guerrero, Oaxaca y la Meseta Purépecha de Michoacán.

Hombres y mujeres diariamente, durante dos meses, que es la temporada de cosecha del melón y el pepino en Tepalcatepec, se levantan a las cinco de la mañana para iniciar su trabajo y ganarle frescura al día. Antes de que amaneciera, ellos ya habían cumplido con la mitad de la faena.

En el galerón había mucho bullicio. Poco a poco estaban llegando las familias jornaleras y sabían que el gobierno les entregaría a los pequeños sus enseres para estudiar.

Pero los reporteros no ignoramos el cansancio de ellos. Allá, en el fondo del inmueble dormitaban varios pequeños, ajenos completamente a lo que se les preparaba. Junto a ellos estaba una madre de familia y a su lado su pequeño hijo.

jornaleros michoacán 2

Se acostaron en la parte más fresca, así en el suelo. Ella se alcanzó a quitar sus zapatos de plástico. Sus piernas estaban sucias de la tierra de los plantíos que cientos de veces recorrió cargando pepinos. Su pequeño hijo estaba desnudo de la cintura para abajo, permitiendo que el aire refrescara su cuerpecito.

Don Paco Vieyra, el reportero gráfico, fue el primero en advertir la escena. Con mucho sigilo y respeto comenzó a tomar sus fotos. No se quiso acercar, sino que desde una distancia prudente comenzó a disparar sus tomas.

Me impresionó el sueño de la mujer. No era un sueño placentero. No había evidencia de que lo disfrutaba. Era un sueño necesario, urgente.

Ni siquiera la presencia de extraños parecía ahuyentar el sueño. La mujer no se percató de lo que ocurría porque su cansancio era enorme.

No había camas ni muebles de habitación. El galerón era la casa común donde habitaban decenas de familias de los jornaleros migrantes. Ellos son los pobres de pobres. Capaces de trabajar hasta 10 horas seguidas por menos de 100 pesos.

Nosotros, el pequeño grupo de prensa, ya habíamos recorrido los albergues de Yurécuaro, Tanhuato, San Lucas y ahora el de Tepalcatepec. Nuestro reportaje era de enfoque educativo, pero nos ganó la realidad.

jornaleros michoacán 1

Las condiciones insalubres y miserables en que laboran y viven los jornaleros agrícolas migrantes nos hicieron cambiar nuestro objetivo. Como reporteros captamos perfectamente una realidad que nos atrapó.

Ya en los campos chileros de Yurécuaro habíamos vivido una experiencia similar. Encontramos a la orilla de la parcela a un grupo de 10 pequeños, incluso uno de ellos menor al año de edad, debajo de un plástico tratando de resguardarse del sol y la tierra.

Otros jugaban abajo del camión torton que estaba siendo cargado de chiles a granel. Sus rostros estaban llenos de tierra. Sus padres estaban laborando a no más de 10 metros, todos portando unas enormes canastas donde cosechaban los chiles.

Por la tarde, como a las cinco o seis de la tarde, las camionetas de redilas transportan a los jornaleros. Los vehículos están acondicionados en su parte trasera con barrotes de fierro, semejando una jaula. Ahí, apretados unos contra otros, transportan a los jornaleros.

Nosotros también regresamos a esa hora a Yurécuaro. La idea era relatar como después de su jornada, algunos trabajadores, hombres y mujeres, se enseñaban a leer y a escribir.

En eso íbamos cuando don Paco Vieyra nuevamente captó una imagen desgarradora: arriba de una camioneta, en medio de los barrotes, sobresalía el rostro de una niña. Su cara estaba sucia de tierra. Completamente desaliñada y con el pelo enredado. Su rostro reflejaba cansancio y tristeza. La mirada la tenía perdida y la alegría de su niñez se la habían arrancado con el trabajo:

foto jornalera michoacan

La cámara fotográfica de Paco Vieyra disparó varias veces, tratando desesperadamente de captar la imagen; de reflejar esa realidad, lacerante, injusta y de desesperanza que viven los jornaleros agrícolas migrantes.

Publicaciones relacionadas

17 comentarios

  1. Este es el México Real, crudo y amargo. Donde unos pocos viven con riqueza y poder insultantes…mientras muchos sobreviven en condiciones casi infrahumanas. ¿Cruzadas contra el hambre y la pobreza? ¿En dónde?

  2. Es un trabajo fantástico verdaderamente nos hace abrir los ojos a una realidad cruel triste, yo soy Michoacana y me llena de rabia saber; darme cuenta de que he vivido con una venda en los ojos. Hoy gracias a esta historia, me hace pensar en que en lo absoluto Siempre hemos vivido con una politica que no vale nada. Realmente da un coraje y una impotencia… Yo como ciudadana apenas mayor de edad son mis prineras elecciones pero mi interrogante es si voto, Por quien votar?; si ninguno cumple, y si no voto, que pasara? Son interrogantes que me hacen analizar una realidad, me encantaria que las personas asi como estos reporteros valientes nos arriesgaramos a hacer algo por edte publo dormido que es Michoacán, sin enbargo esta la otra parte de la violencia estos grupos organizados que por una parte hacian que el dinero circulara más También hoy nos hacen tener miedo vivir con ese miedo insaciable. Y entonces esa violencia nos distraído tanto de esta otra realidad horrible que es la POBREZA en la viven nuestros jornaleros que gracias a ellos hoy disfrutamos de un piquito de gallo de fruta o de unos frijolitos con unos chilitos…Me encantantaria hacer ese cambio esa diferencia pero para eso se necesita -necesito- de mas personas que quieran un Michoacán mejor.. No como esa vola de políticos que se visten de eso para disfrazar su corrupción su forma de ver as cosas no es de un publo gobernante si no gobernado donde no es el pueblo quien elige si no ellos los gobernadores son los que imponen, ha sabiendas que somos nosotros quienes debemos mandar con que ??con lalas necesidades que nos surgen día a día … Pero si no hablamos quien nos escucha? Y si hablamos, quien lo hará? Quien nos escuchara? Entonces mejir nos callamos y dejamos que nos pisotien que nos sobajen y que siga existiendo la pobreza extrema.. Ya basta!!!! Ya no mas corrupción!!! Ya no mas dejarnos manipular!!! Ya no mas dejarnos vender!!! Ya bastaaaa!!! Y me encabtaria seguir escribiendo, pero para que si pasara desapersivido..

  3. ESTAMOS EN UNA SOCIEDAD DE ENGAÑADORES Y ENGAÑADOS. DONDE SE PONGA EL DEDO SALE PUS. EN ESTAS CONDICIONES, TRATAR DE SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS MATERIALES ES COMO TRATAR DE CURAR UNA HERIDA INFECTADA TAN SÓO SOPLÁNDOLA. LA SOLUCIÓN ES EXTRAER LA PUS Y DESINFECTAR. V

  4. Porke ay presidentes en mexico disfrutando Del dinero y lujoss y to do ESE Rollo mientras estas pobress personas sufreen de ambre y de frioo me da tanta lastimas espesialmente Los niños .. Diosiittto te lo pido y te rego que cambies este mundo……….

  5. Lo malo del asunto, radica en que el problema no se acaba tan sólo con donarles cobijitas, esa es la realidad de nuestro país…

  6. debes ser más frío al ver estas imágenes aquí en B.C. El gobierno paga a los jornaleros e indígenas que tienen hijos en la escuela y la respuesta a esto cual es?? A pues a tener mas chamacos y en que deriva esto??? Pues que hay mas de 7 u 8 hijos por familia y así a los 13 o 14 años estos empiezan a tener hijos otra vez y simplemente rondes así se siguen reproduciendo sin trabajo sin ninguna clase de seguro médico entonces de donde salen este tipo de personas?? De si mismas, de la educación mediocre de sus familias y su ambición por aprovecharse de un recurso que debería ser un apoyo no una forma de vida…

  7. Hay alguna manera de hacerle llegar ropa para los niños? Si es asi me gustaría saber donde y como…..y una gran pregunta donde carajo esta la comisión de derechos humanos cuando se le necesita…creo que hay que ser realmente delincuentes para que nos defiendan

  8. Debemos sacar del anonimato a esta mujer y a estos mexicanos como nosotros los cuales están marginados y sin nadie que de la cara por ellos.. Enviemos esta liga de este reportaje a todo reportero o presentador de noticias de la tv para que pueda ser vista por todos. Igualmente a todos los servidores públicos que puedan hacer algo por la madre y sus hijos y todas las demás madres y padres que están siendo explotados por un mísero salario. Ya verán que muchos con tal de salir en la foto van a ayudar. Hay que hacer algo para que no nadamas veamos la foto, sino para que ya no haya fotos así de desgarradoras. Yo quiero ayudar y estaré al pendiente de este link..

  9. hola, me gustaría contactar. Francisco Vieyra o a Daniel Resillas para preguntarles si hay manera de localizar el albergue y ayudar. Gracias.

  10. Lizet: si tú no haces algo para que esto cambie, no harbrá diosite que le ayude a estas personas. la justicia social en Mexico no existe y es porque todo se lo dejan al dios que inventaron los mismos que nos dominan.

  11. Es muy doloroso ver esto …q pasa enmexico …pobres de los niños uno de padres quiere darle lomejor aeyos …por q para nosotros …las madres ..son loprinsipal los.hijos….sise pudiera ayudar …..

Botón volver arriba