SOFTNEWS

Piden 3 Años De Cárcel A Integrantes De Pussy Riot Por «Orar» Contra El Presidente De Rusia

STAFF

Esta es la historia de tres chicas rockeras-punketas rusas de 22, 24 y 29 años: Nadezhda Tolokonnikova, Maria Alekhina, y Yekaterina Samutsevich, de 29, que conforman el grupo Pussy Riot cuyas letras hablan del feminismo. En una versión mexicana, vendrían a ser algo así como Las Ultrasónicas.

Y ellas han incitado a la bestia soviética. Están detenidas desde el 21 de febrero pasado por tener la ocurrencia de armar una protesta en la Catedral principal de Moscú, la de Cristo Salvador, para hablar mal del presidente, Vladimir Putin y la complicidad de la jerarquía de la Iglesia ortodoxa.

Ese 21 de febrero, las tres chicas, acompañadas de otras miembros de su grupo, entraron en el presbiterio con la cabeza cubierta con pasamontañas de varios colores y, ante el altar, interpretaron -sin hacer daño a nadie ni romper nada- una oración punk denominada Santa Madre de Dios echa a Putin.

Su actuación se difundió por las redes sociales y las autoridades civiles y religiosas decidieron que había que escarmentar a estas jóvenes, no fuera que alguien pensara que Rusia es una democracia de veras, donde la ley protege la crítica, incluso cuando es irreverente, insolente y apunta hacia lo que se considera sagrado.

Así, la fiscalía pidió este martes una sentencia de tres años para cada una de ellas, pasando por alto las peticiones de grupos defensores de los derechos humanos de que las liberen.

Ante ello los abogados defensores y el influyente clérigo ortodoxo Andrei Kurayev advirtieron que las posibles sentencias a prisión contra las mujeres podrían ser contraproducentes al afectar la confianza entre los ciudadanos rusos y las instituciones del país.

Por su parte el fiscal Alexander Nikiforov dijo que su solicitud era indulgente, argumentando que la recomendación toma en cuenta el hecho de que dos de las acusadas son madres y tienen buenas referencias de comportamiento.

Los cargos por vandalismo que enfrentan las integrantes de la banda punk Pussy Riot podrían implicar una sentencia de hasta siete años en prisión.

Su caso es emblemático pues parte de una tendencia cada vez mayor del gobierno contra el disenso tras la elección de Putin en marzo, la cual llevó a fuertes protestas en Rusia y el exterior.

Músicos como Madonna, Pete Townshend de The Who y Neil Tennant de los Pet Shop Boys han pedido su liberación, pues se espera que el veredicto se emita esta semana.

Las Pussy Riot han dicho que su objetivo era expresar su resentimiento contra el apoyo del patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa al gobierno de Putin. Pero los fiscales han insistido a lo largo del juicio que su acto no tuvo ninguna motivación política.

«Se expresaron contra el mundo ortodoxo y querían devaluar las tradiciones y los dogmas que se han creado por siglos», señaló Nikiforov el martes.

*con información de agencias

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba